Corrigiendo comportamientos no deseados de su perro

Hurtar y masticar objetos es una de las tantas cosas naturales en el comportamiento de los perros. Los perros exploran e interactúan, en gran medida, con su mundo y con los objetos que están en él.

Aunque muchas veces pueda parecer lo contrario, su perro no trata de tener comportamientos no deseados intencionalmente. Muchos comportamientos no deseados son, en la mayoría de los casos, naturales para estas mascotas. Este problema ocurre cuando el comportamiento normal de un perro no va acorde con las restricciones y principios de la sociedad humana.

Aquí viene la interrogante: ¿Cómo puede revertir el incorrecto comportamiento de su perro? A continuación, algunos de los problemas más comunes que enfrentan los dueños de los perros y cómo solucionarlos.

Saltar

¿Por qué lo hacen? Saltar puede parecer tosco, pero, en realidad es un saludo canino amistoso y una solicitud de afecto que se encuentra dentro de la mente de su cachorro. Es más probable que suceda cuando el perro está muy emocionado que cuando está solo saludando a alguien.

Los perros hacen lo que aprenden para obtener lo que quieren. En el caso de saltar, es muy probable que sea porque requiere atención, esto puede ser un hábito que el perro desarrolló cuando era tan solo un cachorro, y eso nos parecía tierno.

¿Cómo solucionarlo? Enséñele a su mascota una mejor respuesta con la cual pueda ganar mimos, atención, la oportunidad de saludar y otras recompensas especiales como comida y juguetes. Si el perro sabe sentarse o quedarse abajo, estas pueden ser las formas perfectas para poner en práctica un cortés saludo. Asimismo, puede enseñarle a su cachorro a tener las cuatro patas sobre el suelo y, de este modo, su mascota puede obtener su atención con cada una de sus patas puestas correctamente sobre el piso. También, puede reaccionar a estos saltos aplicando el juego de la estatua, quedándose quieto hasta que su perro deje de saltar.

Jalar

¿Por qué lo hacen? Los perrosquieren llegar donde ellos deseen ir y al paso que ellos quieran llegar (sin inhibiciones ni restricciones). La correa evita que esto suceda, y es justificadamente la razón necesaria para mantener seguros al perro y a otros.

¿Cómo solucionarlo? Tener el equipo o correaje adecuado puede ayudar. Es recomendable un arnés de clip delantero que se sujeta al pecho del perro para aumentar el control direccional y ceder suavemente el tirón. En el caso de los perros que poseen mucha fuerza al jalar, un cabestro puede ser la opción ideal. Puede asegurarse de que el animal aprenda a disfrutar el uso del correaje, mientras lo recompensa con golosinas.

Además, es conveniente entrenar a su mascota para que se detenga cuando usted sujete un poco más fuerte la correa, y que avance cuando esté floja. También, puede incentivar a su mascota a que se quede a su lado, recompensándolo con pequeñas golosinas.

Cavar

¿Por qué lo hacen? Cavar es un comportamiento natural que permite a los perros liberar energía, esconder “tesoros” o refrescarse en la tierra; esto es simplemente divertido para ellos. Algunos cachorros incluso juegan a cavar en la alfombra o entre los cojines del sofá.

¿Cómo solucionarlo? Para empezar, hay que saber que tratar de que un perro no cave es algo casi imposible. Pero, usted puede acondicionar un lugar que sea adecuado para que su mascota pueda cavar, como, por ejemplo: la caja de arena para niños, una piscina para niños llena de juguetes o un lugar en el jardín en el que usted permita al perro cavar.

Para los excavadores de interiores, puede probar el juguete iDig de iFetch, que permite a los cachorros cavar y cavar en busca de juguetes ocultos y golosinas que se encuentran en las capas de los bolsillos. Cavar es un comportamiento realmente «contagioso», así que si tiene una excavadora, debe evitar tener a su mascota cerca mientras usted esté haciendo jardinería. Si su perro lo ve cavando podría copiar su comportamiento.

Hurtar

¿Por qué lo hacen? Hurtar y masticar objetos es una de las tantas cosas naturales en el comportamiento de los perros. Los perros exploran e interactúan, en gran medida, con su mundo y con los objetos que están en él, usando sus mandíbulas y dientes.

¿Cómo solucionarlo? Proporcione objetos a su mascota para que mastique y juegue. Podríamos incluir artículos como golosinas dentales y rompecabezas llenos de comida para que el perro pueda lamer y masticar.

Alterne sus juguetes unas cuantas veces por semana para mantener el interés y ánimo de su mascota.  Cuando esté masticando y jugando con los artículos correctos, mímelo y prémielo con una golosina para aumentar las posibilidades de que mastique estos artículos en el futuro. Si su perro está masticando algo que no debe, con calma, proporciónele el juguete que le corresponde.

Deja un comentario