¿Qué son los tumores grasos y cómo afectan a tu perro?

Aunque estas masas no representan un peligro para la salud de nuestras mascotas, si pueden hacerlo a su comodidad ya que, en muchas ocasiones, estos bultos se ubican debajo de la axila de nuestros amigos peludos.

Escribe: Capu y bigotes

#DogLover, es muy probable que no lo sepas, pero muchos de nuestros perros pueden llegar a desarrollar tumores grasos durante una etapa de su vida. Estos tumores, también llamados lipomas, son una de las afecciones más presentes que se puede dar en un animal canino.

Últimos artículos

¿Por qué los perros caminan en círculos antes de descansar?

¿Cómo presentar a dos mascotas que van a vivir juntos?

Estos bultos se forman en la piel y es causada por una acumulación benigna de células grasas. Es cierto que muchos perros nunca llegan a desarrollar uno, pero otros pueden desarrollar múltiples bultos que interfieren con su bienestar. Es usual que estos aparezcan debajo de la piel y en cualquier parte de nuestra mascota.

Identificando un lipoma

Un lipoma o tumor graso no es más que una masa debajo de la piel que se puede notar fácilmente ya que hace que el pelaje del perro se pegue de una manera muy extraña. Además, al acariciar a nuestras mascotas también podemos sentirla. Asimismo, estos tumores suelen ser blandos y fácilmente móviles ya que no están unidos a la pared subyacente del cuerpo.

En muchas ocasiones, estos lipomas pueden darse en distintas partes del cuerpo de un perro y llegar a tener medidas gigantescas pero que, sin embargo, estas no causan ningún problema médico.

¿Qué son los tumores grasos y cómo afectan a tu perro?
¿Qué son los tumores grasos y cómo afectan a tu perro?

Perros afectados

Estos tumores grasos suelen estar muy presentes en perros de mediana edad a viejos, entre estos se encuentran las perras adultas obesas. Se sabe también que estos lipomas también afectan a perros de razas como los Labrador Golden Retrievers, Weimaranes y Doberman Pinschers.

A pesar de todo esto, estas masas benignas no son consideradas cancerosas ya que no hacen la metástasis (propagación) a otros tejidos. Esta, al igual que muchas otras masas cancerosas, no se sabe con exactitud el motivo por el cual aparecen. Hasta el momento se cree que es una malformación que ocurre en los perros debido a alguna influencia genética.

Aunque estas masas no representan un peligro para la salud de nuestras mascotas, si pueden hacerlo a su comodidad ya que, en muchas ocasiones, estos bultos se ubican debajo de la axila de nuestros amigos peludos.

¿Debería extirpar estos tumores grasos a mi perro?

A pesar de que estas masas grasosas no representan un peligro para nuestras mascotas, estas si alteran su comodidad. Además, en algunas ocasiones un lipoma se vuelve muy grande e interfiere con la deambulación de un perro, debido a que en muchas ocasiones se encuentran debajo de la axila.

De esta manera, en el caso de que se encuentre debajo de la axila del perro o esta sea demasiado grande, es recomendable ir con un médico veterinario a que se la extirpen. Esto mejorará la calidad de vida de nuestras mascotas de manera inconmensurable.

Así que ya lo sabes #DogLover, estos tumores blandos se pueden diagnosticar mediante una cita al veterinario. Además, esto ayudará a confirmar si lo que tiene realmente es un tumor graso o alguna otra enfermedad. El diagnóstico constante en nuestras mascotas es muy importante.

Bibliografía

https://www.affinity-petcare.com/vetsandclinics/es/bultos-de-grasa-en-perros-son-motivo-de-alarma

https://okdiario.com/mascotas/tumores-grasos-tu-perro-5674435

Deja un comentario