La OPS insta a los países a redoblar su compromiso para eliminar la rabia humana transmitida por perros

Se trata de una jornada para promover la lucha contra esta enfermedad, aumentar la concientización sobre su prevención y conmemorar los logros alcanzados.

Fuente: Organización Panamericana de la Salud

El Día Mundial contra la Rabia (DMR), establecido por la Alianza Global para el Control de la Rabia (GARC) y reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene lugar cada 28 de septiembre para recordar que la prevención de la rabia en los animales protege su salud, así como la de las personas y el medioambiente.

En esa línea, el lema elegido para el DMR de este año es “Rabia: hechos, no miedo», el cual destaca la importancia de crear conciencia sobre la enfermedad, vacunar a la población animal y educar a las personas sobre los peligros de la rabia y cómo prevenirla.

La pandemia de la COVID-19 ha suscitado conceptos erróneos y noticias falsas sobre las enfermedades, su propagación y sobre la vacunación en general. Sin embargo, el debate en torno a las vacunas también ha creado conciencia a nivel mundial sobre su importancia a la hora de salvar vidas. 

El Centro Panamericano de Fiebre Aftosa y Salud Pública Veterinaria de la Organización Panamericana de la Salud está a cargo del “Programa regional para la eliminación de la rabia humana transmitida por perro” desde 1983. Desde entonces, la incidencia de la enfermedad en las Américas se ha reducido cerca de un 98%, siendo 4 personas las fallecidas por rabia de origen canina, notificados hasta el momento.

“Este avance es el fruto de campañas masivas de vacunación canina a nivel regional, de la sensibilización de la sociedad y de la ampliación de la disponibilidad de la profilaxis pre y post exposición al 100% de la población expuesta al virus”, sostiene Ottorino Cosivi, director de PANAFTOSA. “Los resultados alcanzados en los últimos 38 años permiten afirmar que el logro de eliminar la rabia humana de origen canina (variante 1 y 2) en el continente americano está muy cerca”, agrega.

Debido a su letalidad y la no existencia de una cura, la rabia es de extrema importancia para la salud pública. A nivel mundial, 60.000 personas mueren cada año por esta enfermedad, principalmente en Asia y África.  Para lograr la eliminación en el continente americano es necesario el compromiso de los países y contar con programas nacionales de control de la rabia activos durante el transcurso de los años.

Además, “es imprescindible para este logro, el abordaje en forma interdisciplinaria e intersectorial con el enfoque de Una Salud, involucrando a los actores de todas las disciplinas en la interfaz humana, animal y medioambiental y del sector público y privado”, concluye Cosivi.

¿Por qué esta fecha? 

La fecha elegida tiene un significado especial. El 28 de septiembre de 1895 fallecía Louis Pasteur, científico francés y creador de la vacuna antirrábica. Sus descubrimientos en diversos campos de las ciencias naturales y sus aportes a la salud pública han permitido salvar innumerables vidas desde entonces.

Se trata de una jornada para promover la lucha contra esta enfermedad, aumentar la concientización sobre su prevención y conmemorar los logros alcanzados.

Deja un comentario