Consejos para refrescar a tu perro en verano

Fuente: ZOOPLUS

En temporada de verano, el sol se siente fuerte desde tempranas horas de la mañana y, al mediodía, el calor es insoportable para nuestros perritos. Sin embargo, con estos consejos puedes hacer que tu perro resista los días calurosos y se refresque ante las altas temperaturas.

Que beba abundante agua

Durante el jadeo, se presiona más aire contra las mucosas. Esto hace que se evapore el líquido y el perro se refresque. Sin embargo, cuanto más jadea, más líquido pierde.

Por eso, con un calor intenso, es importante que el perro beba suficiente agua; puedes probar estos trucos:

  • Coloca varios bebederos en casa.
  • Anímalo a beber activamente dándole agua o señalándole el bebedero.
  • El agua corriente o rociada anima a algunos perros a beber. Para ello, existen fuentes y bebederos especiales para perros.

La demanda de agua diaria de un perro depende de su peso, actividad y alimentación. Por ejemplo, los perros que comen pienso tienen que beber más agua. Sin embargo, puedes cubrir una parte de la demanda de agua con la comida. Si a tu perrito también le gusta la comida húmeda, puedes complementar el pienso con ella o sustituirlo en verano.

Ofrécele un refugio para descansar

A diferencia de las personas, los perros solo sudan a través de las patas. Dado que esto no es suficiente para regular la temperatura de todo el cuerpo, expulsan el calor excedente jadeando. Si el calor es muy intenso, esto ya no basta.

Por eso, nuestros peludos necesitan otras maneras de protegerse del sol y así evitar un golpe de calor. Por ejemplo, puedes instalar una sombrilla en el jardín o el balcón. Además, a los perros les gusta refrescarse bajo los árboles o arbustos.

Los suelos oscuros expuestos al sol se deben cubrir con una manta clara o una toalla vieja. Cuando haga más calor de lo normal, puedes humedecerlas. Para combatir el calor en casa, también es buena idea oscurecer las ventanas con cortinas o estores por la mañana. En cambio, por la noche se puede expulsar el aire caliente abriendo ventanas y puertas.

Adapta los paseos en horas frescas

Los paseos a mediodía en verano no son nada agradables para nuestros peludos. El asfalto les hierve en las patas y el sol les quema el pelo. Por eso, en verano es recomendable sacarlos a pasear en las horas frescas de la mañana y la tarde-noche. Además, suele bastar con dar paseos cortos, especialmente en zonas de sombra o parques.

Adecúa espacios para que se bañe

En verano, a los perros les encanta chapotear en su propia piscina o, al menos, en una bañera pequeña. Con los juguetes adecuados, puedes animarlo aún más a darse un bañito. Los aspersores y las mangueras también son muy populares entre los perros para jugar y refrescarse.

Procura que no esté demasiado tiempo en el agua. Si traga demasiada, aumenta el riesgo de hiperhidratación hipotónica, cuyos primeros síntomas son agitación o vómitos.

Combate el calor con helados

El helado para perros es una manera rápida y sabrosa de refrescarlos. Para prepararlo, solo necesitas unos pocos ingredientes y creatividad. El helado está listo tras pocas horas en el congelador, por ejemplo, en forma de cubito.

Aquí van algunas ideas de helados que seguro que a tu perro le encantarán:

  • A la mayoría de perros les gusta mucho el yogur natural o el requesón, también congelados.
  • Una variante deliciosa y baja en carbohidratos es el caldo de vacuno o pollo congelado.
  • Si no hay tiempo, también les puedes dar los cubitos de agua en hielo.

Deja un comentario