Al descubierto: el por qué los gatos comen hierbas

Nueva teoría científica arroja una luz sobre un hábito felino bastante extendido. Según esta, los gatos comerían hierbas para incrementar la actividad muscular de su tracto digestivo, y así expulsar mejor los parásitos intestinales. 

Fuente: Animals health

Una investigación de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de California revela la razón por la que los gatos, considerados como estrictamente carnívoros, comen  hierba y posteriormente la devuelven.

Para arrojar luz sobre este tema particular, los investigadores encuestaron, a través de internet, a más de mil propietarios de gatos, los cuales pasaban al menos tres horas del día junto a sus animales de compañía.

De esta encuesta online, una de las primeras conclusiones que se desprende es que la creencia de que comer plantas es un comportamiento común en los gatos, es completamente acertada. De hecho, el 71% de los animales han sido encontrados «in fraganti» al menos seis veces en lo que llevan de vida. Un dato que concuerda con que no se ha observado comiendo vegetación nunca solo al 11% de los gatos.

Muchas de las explicaciones que se dan para poder entender esta conducta es que este comportamiento ayuda a los gatos a vomitar cuando se sienten enfermos, pero los datos no corroborarían esta causa. Se sabe que una cuarta parte de los gatos que comieron hierbas fueron vistos devolviendo, y el 91% de los propietarios apuntó que su gato no parecía enfermo antes de comer plantas.

Ante este hecho, los investigadores consideran que el vómito es un subproducto ocasional de comer hierba, no el objetivo en sí. Comer plantas es parte del instinto y tiene un fin evolutivo para los gatos, o por lo menos lo solía tener, según han concluido en la convención anual de la Sociedad Internacional de Etología Aplicada en Bergen (Noruega).

Teoría científica

Esta teoría está basada en la investigación en chimpancés y otros animales salvajes, y básicamente postula que los gatos comen hierbas para ayudar al organismo a expulsar parásitos intestinales, al aumentar la actividad muscular en el tracto digestivo.

Probablemente, la mayoría de los gatos de hoy en día ya no presentan estos parásitos, por lo que los autores sostienen que la estrategia posiblemente evolucionó por primera vez en un ancestro lejano.

Sin embargo, cabe destacar que los investigadores durante el estudio no probaron otra suposición bastante común: comer hierba podría ayudar a los gatos a deshacerse de bolas de pelo.

Deja un comentario